Remedios Amaya: “Se lo debo todo a Eurovisión”

  1. Se lo debo todo a Eurovisión; a mí no me conocía nadie, y gracias al Festival me di a conocer en el mundo entero; le estoy muy agradecida“. Así de contundente se muestra Remedios Amaya en una entrevista concedida a Eurobloc. La artista, que el próximo mes de enero sacará nuevo disco, representó a TVE en 1983 consiguiendo el cero español que probablemente más se recuerda. La idea de llevarla al Festival fue de su amigo Paco Cervantes, entonces, director de Musicales de TVE. Remedios, que en aquel momento tenía 20 años, se encontraba grabando su tercer disco, ‘Luna nueva‘, de la mano del productor Gonzalo García Pelayo, fundador del sello discográfico Gong y considerado el padre del rock andaluz. Tanto él como Cervantes “son grandes amigos míos, ¡amigos del alma! Los conozco desde que era muy jovencita. Yo trabajaba en Los Gallos (sala de Sevilla). Tenía 11 años cuando les conocí. Como artista, siempre les he gustado“. Cervantes se enamoró inmediatamente de ‘Quién maneja mi barca‘ y decidió que representara a España en el Festival que se iba a celebrar en Munich. ‘Yo entonces vivía en Málaga. Me llamó Paco y… A mí entonces aquéllo me cogió un poco desprevenida pero dije: ¿Cómo que no? Porque era una oportunidad muy grande para mi carrera artística que se me presentaba“, explica la artista. “Fui a Eurovisión a cantar; a representar a España y a mi raza, porque soy gitana al cien por cien y estoy muy orgullosa de serlo. ¡Fui con muchísima alegría!“.

Amaya no pudo lucir en el Festival el vestido que había elegido para la ocasión; una pieza de gasa color malva con flores de pedrería y 3 capas de volantes que le dejaba al descubierto el brazo izquierdo (ver la interpretación que hizo de ‘Noche, luna y olivo‘ en el programa ‘Estudio Abierto de José María Íñigo en 1983 en el link adjunto). No se lo permitieron: “Había una persona de la organización… parece que la tenía tomada conmigo. Me quedé un poco extrañada cuando vino y me dijo ‘ese vestido no pega con la decoración del escenario‘. Total, que me tuve que poner el traje del videoclip, el de rayas blanco y azul y salí descalza; como en la playa!” donde se rodó el clip de promoción. Aún conserva ambos trajes; “de recuerdo“, dice. ¿El cero?. “¡Son cosas que pasan! ¿Cuántos artistas maravillosos han ido a Eurovisión y tampoco ganaron?“, añade la artista. Amaya asegura que aquella experiencia no le pasó factura, a su carrera musical; “sí que es verdad que soy una de las artistas a quien no le dieron ni un punto y todavía me lo recuerdan ¡y aún me dan ánimos! Todavía siento el cariño” que generó en el público ese episodio; “y me siento satisfecha; me siento muy orgullosa” por ello. “Gracias a Dios, el público que yo tengo me quiere, me ama; muere conmigo; ¡siempre está a mi lado!“.

Remedios a Munic

Amaya actuó en séptimo lugar en Munich

La famosa ‘barca‘ era obra de los hermanos José Miguel Évora e Isidro Muñoz, miembros de la familia de los Sanlúcar, de la que no paran de salir artistas. José Miguel, pianista y compositor, también ha sido productor de varias figuras, como el dúo Las Grecas, Azúcar Moreno, Rocío Jurado o Camarón de la Isla, entre otros. Fue el director de orquesta de Remedios en Munich. No es ningún secreto que el tema con que compitió en el Festival no era del agrado de la cantaora; “había otra canción que me gustaba más, ‘Noche, luna y olivo’. Pero bueno, se eligió ‘Quién maneja mi barca’, que no está mal; es bonita‘, declara. ‘Noche, luna y olivo‘, compuesta igualmente por Évora y Muñoz, es la segunda pista de ‘Luna nueva‘, que abría con el tema con que la artista compitió en el Festival. La decisión de Paco Cervantes fue ratificada por la casa de discos de Amaya y ‘la barca‘ navegó hasta Alemania; ‘y p’alante!‘, añade la cantaora. “Todavía voy a sitios a trabajar y ¡doy mi palabra de honor de que todavía me piden ‘la barca’!. Y yo, la canto“, explica Amaya. Tanto ha marcado esta canción la carrera de la artista que en el nuevo trabajo que presentará el próximo mes de enero ha incluido una nueva versión de ‘Quién maneja mi barca‘, supervisada por Évora y Muñoz: “Cuando la escuchen, van a decir olé, olé y olé“, declara.

Remedios Amaya actuó el pasado mes de agosto en el Festival Flamenco on Fire de Pamplona (Foto y cabecera:  Javier Fergó)

Después de su paso por Eurovisión, Remedios Amaya publicó un disco en 1984, ‘Seda en mi piel‘ y no fue hasta 1997 que reapareció en el mercado discográfico con un nuevo trabajo. En esos 13 años, la artista no abandonó los escenarios, como muchas veces se ha dicho: “Hay momentos en que los artistas, cuando no salimos por la televisión, la gente cree que no hacemos nada. ¡Y eso no es así! Yo siempre he estado cantando; he ido para arriba y para abajo. Durante ese tiempo, estuve criando a mis hijos, ¡por supuesto!, porque soy muy madre, al igual que soy muy hermana y muy hija. Pero no he dejado nunca de cantar, porque el cante para mí lo es todo“. Trece años en que Remedios continuó interpretando en varios festivales y en que llegó a acompañar a cantaores de primera linea, como Camarón de la Isla y Diego Carrasco, entre otros. Fue en 1997 que la artista lanzó un nuevo trabajo, ‘Me voy contigo‘, del que vendió 150.000 copias y en el que la artista cambiaría de registro, dejando de lado el flamenco-pop para abrazar las raíces musicales andaluzas, interpretando bulerías, tangos flamencos y rumbas. “Los artistas vamos evolucionando; vamos haciendo cosas nuevas; probamos, cantamos… Y con la alegría y la bendición del Señor, vamos subiendo escaloncitos poquito a poco; hoy un escalón, mañana otro, pasado mañana otro más… Y así he ido haciendo lo que verdaderamente me gusta, sin perder mis raíces, por supuesto!“. Remedios Amaya es actualmente una de las artistas más cotizadas y de más renombre del panorama musical flamenco. Es conocida también por el sobrenombre de La Camarona de Triana, ya que fue una de las artistas que más inspiraron al cantaor gaditano.

Aún no puede avanzar demasiados detalles de su nuevo trabajo ‘Rompiendo el silencio‘, editado con Warner. A parte de anunciar que incluirá una versión de ‘Quién maneja mi barca‘, “lo único que digo es que lo he hecho con todo mi cariño, con todo mi amor y donde canto unas versiones que son muy conocidas, donde canto a piano, cosa que jamás en mi vida había hecho; donde canto con un arpa; donde canto unos temas aflamencados… ¡El público se va a llevar una sorpresa, con mi disco!“. Y con él, nueva gira donde “hay muy buenas perspectivas” y que podría traerla a la Ciudad Condal: “Yo muero con Barcelona; me encanta ir a cantar ahí. Cada vez que voy la gente me acoge con un cariño impresionante. Me encuentro muy a gusto cada vez que voy a esa tierra“, añade la artista. La última vez que actuó en la capital catalana fue este pasado mes de mayo, en la sala Barts del Paral·lel, en un concierto en que estuvo arropada por Juan Diego a la guitarra, Alejandro Amaya a la percusión, y Luis Amaya (El Pelón) y Carmen Amaya a las palmas, el jaleo y los coros. Esta misma noche participará en el homenaje al cantaor y poeta andaluz Manuel Gerena que tendrá lugar en el auditorio Marcelino Camacho de Madrid. Y en proyecto, trabajar con Alejandro Sanz como productor, algo que tenía planeado para este primer trabajo que está a punto de salir pero que por cuestiones de agenda del madrileño ha tenido que posponerse; “probablemente para el próximo ‘disquito’“, añade la cantaora.

Próximamente, Eurobloc publicará una entrevista con José Miguel Évora, autor de ‘Quién maneja mi barca’ y director de orquesta de la cantaora en Munich.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Translate »