Eurovisión 2022: El sonido del televoto

Ukraine’s Kalush Orchestra at the Eurovision Song Contest 2022 Grand Final
Paco Giménez, eurofán y crítico musical

Así se me ha ocurrido titular está crónica post Eurovisión 2022 porque creo que esta vez, sí, y de una forma abrumadora, el televoto ha elegido al ganador de Eurovisión en su edición del 2022 celebrada en Turín, Italia, el pasado sábado 14 de mayo. Y ahora viene la pregunta: ¿Justa victoria, la ucraniana? Evidentemente, y siempre hablo desde mi opinión personal, la respuesta es NO. Ni Eurovisión, ni Europa ni los europeos, estamos ajenos a la realidad social y política. Desde que estalló la guerra, todos los países europeos nos hemos volcado con nuestros amigos ucranianos, y a esa ola de solidaridad y empatía, sí les doy mis 12 puntos particulares, pero si de música hablamos, Kalush Orchestra y su canción ‘Stefania‘ no ha sido ni la mejor actuación ni la mejor canción. Los 439 puntos recibidos por el televoto, no sólo han hecho que gane la edición del 2022 de Eurovisión, sino que la convierten en la mejor canción de la historia eurovisiva, por votos digo… ¿de verdad? Siempre he sido un defensor del televoto, pero a veces, los ciudadanos debemos dejar la política para los políticos y en Eurovisión, votar por la música, por el trabajo bien hecho, por el arte de una bonita u original puesta en escena… Al menos eso es lo que creo. Como dice el refrán, “zapatero, a tus zapatos“.

Chanel durant la seva actuació a la Final de Torí (Corinne Cumming via Eurovision.tv)

Una vez expuesto lo anterior, doy mi enhorabuena a nuestra representante, Chanel Terrero, y su ‘SloMo‘, sin duda. Yo, cuando la vi en el Benidorm Fest, no imaginaba lo que iba a hacer, que iba a sacar a España de su etapa más oscura en Eurovisión, porque fracaso tras fracaso, chasco tras chasco, hemos vuelto a ver la luz y hemos vuelto al sendero de los votos. Desde el mítico año 1995 con Anabel Conde y su canción ‘Vuelve conmigo‘, RTVE no estaba en el pódium de los más votados, aunque sí estaba en el pódium de los menos. Trabajo, trabajo y trabajo es lo que ha definido a Chanel y su ‘SloMo‘, y el trabajo, amigos, cuando se hace desde al alma y con el corazón siempre da buenos resultados. Gracias Chanel, gracias a tu equipo y, pensaba que nunca iba a decir esto: Gracias a RTVE por volver a creer en Eurovisión. Llegados a este punto me surge una pregunta: ¿En algún momento podría haber ganado España? Pues si mis cálculos no fallan, Chanel y ‘SloMo‘ fueron la tercera candidatura más votada por el televoto después de Ucrania y Moldavia. Esto quiere decir que, en condiciones normales -sin guerras ni olas de solidaridad-, Ucrania no hubiera sido votada tan masivamente y creo que ahora estaríamos hablando de la 3ª victoria de España… ¡Vamos, ni en mis mejores sueños!

Laura Pausini en l’interval act de la Final (Sarah Louise Bennett via Eurovision.tv)

¿Qué decir los organizadores? Sinceramente no me atrevo a decir mucho, pero creo que demasiadas cosas no han funcionado, desde un escenario problemático que ha trastocado la puesta de escena de muchos candidatos a una realización televisiva bastante deficiente. ¡Menos mal que los presentadores han hecho un gran trabajo!; ha sido una presentación ágil, dinámica y, por momentos, espectacular; al menos los momentos de actuación de Laura Pausini y Mika, en dúo o por separado. Pero es cierto que los italianos han hecho un buen trabajo, sin llegar a ser muy bueno, ya que han dejado muchas cosas a medio hacer y eso se ha notado en la retransmisión. Pero sin duda, Eurovisión 2022 ha vuelto a ser lo que era: ese programa que reunía a familias y amigos, donde todos soñábamos con la idea de ganar, de pasarlo bien y de sentir el verdadero sonido de la belleza, llamado música.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Translate »